Seguridad

Asesinaron delincuentes a 9 integrantes de dos familias en Carbonífera

Leer nota

Afirma el Fiscal del Estado, Gerardo Marquez

Sabinas, Coah.- La fiscalía general de Coahuila confirmó que suman ya nueve las personas asesinadas por miembros de la delincuencia organizada cuyos cuerpos fueron encontrados en vehículos abandonados; seis de ellos al exterior de las oficinas de la policía estatal investigadora en Nueva Rosita y los otros tres a bordo de una camioneta abandonada en una brecha en San José de Aura.

El fiscal general en Coahuila, Gerardo Márquez Guevara, ofreció una conferencia de prensa esta mañana en las instalaciones de la Fiscalía Regional de la carbonífera estuvo acompañado del delegado regional Ulises Ramírez Guillén para informar detalles sobre las investigaciones que se han iniciado por las muertes de estas nueve personas que son integrantes de dos familias de la región carbonífera.

Una de estas familias es la del comerciante choricero José López quien se encontraba desaparecido desde el pasado fin de semana. Se confirmó que fueron hallados sin vida el señor José López su esposa Margarita Hernández Ramos y su hijo Eduardo López Hernández de 24 años de edad.

El resto de las personas halladas sin vida integran una segunda familia que fue víctima de una ejecución pero no sé proporcionaron más datos referente a su identidad o su procedencia.

Aseguró el fiscal Regional de Coahuila que hay varias personas detenidas que son investigadas por estos hechos de privación ilegal de la libertad y asesinato y en las próximas horas habrán de judicializar el caso a un juzgado penal.

Respecto a los hechos ocurridos en las inmediaciones de la comunidad de la Florida en San José de Aura el fiscal informó que se aseguró en el lugar chalecos antibalas con las leyendas de un grupo criminal diferentes armas de fuego y cartuchos percutidos.

En este caso ya suman ocho las personas que han sido encontradas sin vida después de este enfrentamiento y además se le suma la muerte del comandante de la policía estatal investigadora Junior Marcelino.

 

Haz tu comentario