Local

Ponen en alto a Coahuila

Leer nota

Con valores, sacrificio y entrega sobresalen

Ernesto Acosta | Ana Luisa Casas | Saltillo, Coah.- En la actualidad los jóvenes se preparan para ser los mejores y los coahuilenses han logrado destacar en diferentes ámbitos: como líderes, emprendedores, estudiantes de excelencia, deportistas y mucho más porque a su corta edad su nombre deja huella, como el caso de José Ricardo Hernández Cueto, Rubén Delgadillo Hernández y Daniel Samperio Dávila.

Con 24 años, Daniel Samperio Dávila “desde muy chiquillo” se involucró en labores altruistas, herencia de su abuelo, el doctor Eduardo Dávila Garza, añorado médico que ofrecía consultas gratuitas a personas de escasos recursos, y de su madre Norma Dávila que siempre ayuda a la gente necesitada, sin pertenecer a ninguna fundación.

“Nos dimos cuenta de que nacimos para servir y aquí estamos. Crecí en una familia que ha visto siempre por la gente necesitada y poco a poco se te va inculcando en la sangre”.

Luego, como presidente de la Sociedad de Alumnos en la Universidad del Valle de México, promovió el apoyo a las comunidades marginadas con brigadas de salud, entrega de lentes a bajo costo y apoyos con clases de inglés.

El licenciado en Comercio Internacional recomienda a los jóvenes practicar deporte, seguir estudiando, hacer muchos amigos y rodearse de gente buena.

“En mi tiempo libre me gusta hacer ejercicio, la caminada, soy ciclista, me gusta leer, salir con mis amigos. Me gustan mucho las novelas, la historia. Soy fan de Paulo Coelho, mi libro favorito es El Alquimista, y ahorita estoy leyendo un libro de los inicios de la Revolución Cubana, La Historia me Absolverá, es un discurso de Fidel Castro, está muy interesante”, comparte el joven que está al frente del Instituto Municipal de la Juventud.

De la población de Saltillo, cerca del 40% es joven y el instituto de la Administración de Manolo Jiménez desarrolla una serie de programas que impulsan a los jóvenes a estudiar, a ser emprendedores y  llevar una vida sana.

“Los programas que destacan, como los performance de los accidentes automovilísticos que hemos llevado a la calle para concientizar a la población, acerca de los cuidados que deben tener mientras conducen”, comenta Daniel.

Asimismo, se llevan pláticas y talleres de orientación a los planteles educativos, a fin de cuidar el desarrollo integral de la juventud.

“El alcalde Manolo Jiménez siempre ha manifestado que el gobierno ciudadano de Saltillo debe seguir teniendo como principal eje la ciudadanía y hemos formado el Consejo Ciudadano de Juventud”.

Añadió que se ha trabajado con todas las preparatorias y universidades de Saltillo, lo mismo que con secundarias para llevarlos los programas del Instituto, en una cobertura que incluye a sectores vulnerables y a chavos-banda.

 

LOGRA TRIUNFOS

Escuchar el Himno Nacional de su país, rodeado de los mejores deportistas de los Juegos Panamericanos y la medalla de bronce colgando en su pecho, es el mayor orgullo para el coahuilense Rubén Delgadillo Hernández, ahora capitán de la selección de softbol 
varonil. 

Rubén representó de nuevo a México en el Campeonato Mundial de Softbol Varonil de los Juegos Panamericanos Lima 2019, quinta ocasión que participa en la justa internacional portando los colores de la selección. 

“Apenas aprendí a caminar y pasaba las tardes jugando con mi papá. En Torreón les llaman chupones  a los niños que también entran a las bases y ahí comenzó mi carrera”, relata el joven de 32 años.

Siempre me he sentido orgulloso de ser mexicano y portar la playera de la selección; escuchar el Himno fuera de tu país es algo inexplicable, expresó.

“Lo más importante es que se entienda al deporte como parte esencial del crecimiento personal de los coahuilenses, mantiene una mente sana y del cual se obtienen frutos para el estado”, expresó el jugador con el número 12, en un exhorto a las autoridades para el financiamiento de más espacios para practicar el softbol. 

Aunque cada edición del torneo es diferente, el primero al que asistió fue al Mundial Juvenil, el cual tiene un significado especial pues ahí logró quedar como campeón bateador y campeón de carreras producidas.

Sin embargo, cada competencia internacional le ha dejado grandes amistades que ha conseguido durante su carrera, además de las experiencias en el diamante con grandes jugadas y batazos de poder, aseguró el deportista. 

 

NO HAY QUE RENDIRSE

José Ricardo Hernández Cueto es un ejemplo a seguir para la juventud. No fuma, no toma, no se desvela. Gracias a Dios, dice. Su pasión es practicar el deporte, pasión que lo llevó a formar parte del seleccionado nacional y a ganar la medalla de bronce en los Juegos Panamericanos en Lima, Perú.

Su inspiración para acercarse al deporte fue su padre, quien en el 2000 se ganó un lugar en el seleccionado mexicano y tuvo la oportunidad de acudir a un campeonato mundial de categoría libre en Sudáfrica. Ver a su papá José Ricardo Hernández Espino en el campo de juego lo motivó a incursionar en el softbol.

Con 26 años, no le gusta andar en los antros. Para él lo más valioso es compartir el tiempo con la familia, disfrutar una comida o una cena con sus seres queridos y escuchar toda clase de 
música.

Practicar el deporte le ha dejado varias enseñanzas. ¿La más importante?: “No hay que rendirse, hay que trabajar día con día, ser paciente porque los resultados no se van a dar de un día para otro”.

Agradece a su entrenador personal, José Luis Méndez, que se encarga de su preparación física y mental, porque con disciplina y responsabilidad ha tenido la satisfacción de acudir a los Juegos Centroamericanos y del Caribe celebrados en Colombia el año pasado, al Mundial de Primera Fuerza realizado en Praga este año, y recientemente a los Juegos
Panamericanos.

En sus ratos libres disfruta la lectura, sobre todo la relacionada con el deporte. Uno de sus libros favoritos es La Educación de un Pitcher, del exyanqui David Cone. También lee las frases de Yogi Berra y de Michael Jordan.

A los 17 años se inició en el softbol y casi una década después obtuvo la más grande satisfacción en su carrera deportiva: obtener una medalla de bronce enfrentando a potencias como Estados Unidos y Cuba.

Es pitcher derecho y en los Juegos Panamericanos participó en tres encuentros de la ronda regular. En playoff enfrentó a Cuba y EU. En la competencia registró un ganado, un salvamento y cero perdidos, con cerca de 20 entradas lanzadas.

Haz tu comentario